Día 9.02.2020  video de fotos  12 3 45videos día
  En el día de hoy, en principio nos dirigimos a la frontera con Senegal, en Kartong, allí vimos el río Gambia y la zona por donde pasan algunas barcazas o cayucos con intercambio comercial imaginamos. (1)
 

 
  Desde allí pusimos rumbo a Sanyang Beach, concretamente a Rainbow Beach Bar donde comimos y tuvimos a la hora del café una sorprendente actuación de baile a cargo de las trabajadoras del restaurante que acababan su jornada. (2)
 

 
  Después de comer y como antes decía, detrás de la actuación espontánea de las cocineras pasamos a un espacio o campo de arena donde pudimos ver una exhibición de lucha libre gambiana o Wreastling, deporte que es habitual ver como lo practican, por las tardes en la playa, tanto hombres como mujeres, aquí se desarrolló como simulando una competición teatralizada, (3) donde los participantes lucen sus amuletos atados a las extremidades de forma ostentosa y exagerando los gestos. Después tuvo lugar una especie de concurso de baile a ritmo de timbal, participaron voluntarios y entre ellos se presentó Fatou (4) resultando ganadora claramente y con gran ventaja sobre la segunda clasificada, una chica de Jaca recién casada con un gambiano y que tuvimos ocasión de saludar después en Tanji.        
 

 
  Para acabar este interesante día fuimos al mercado de pescado de Tanji, allí se vive un auténtico espectáculo de frenéticas carreras de cientos de mujeres y niños que se apresuran a descargar en cestos el pescado que los hombres traen en sus cayucos a la hora del atardecer, es un incesante trasiego de personas entrando y saliendo del agua y a veces rodeados de gaviotas que esperan que algún pez caiga de sus cestos y así saciar su voraz apetito. No es menos vistoso el colorido de las embarcaciones y también es de una belleza sin par la luz del atardecer que envuelve esta laboriosa actividad diaria que representa la mayor parte de la economía de este país que desde hace años vive estas escenas cada día sin descanso alguno. Aquí además de pescado se vende todo tipo de verduras y alimentos, es impresionante la cantidad de gente que compra y vende, que grita y ofrece, que intenta, en definitiva, ganarse la vida.