Día 6.02.2020     video de fotos    video del día
  Segundo día y la verdadera toma de contacto con la realidad, si ayer lo pasamos en la playa y aunque de camino habíamos visto algo de como es aquí el entorno de calles y viviendas, hoy es cuando en el trayecto hacia el Mercado de Serekunda se siente el impacto que causa la diferencia de nuestro privilegiado mundo europeo con lo que realmente es África, tercer mundo, las calles por las que íbamos son bulliciosas y con una actividad de continuas idas y venidas, de trabajo en la calle con multitud de gentes artesanas tanto de la madera como del hierro en sus diversas labores; multitud de pequeñísimos negocios y locales igualmente diminutos que albergan infinidad de tiendas y sobre todo cabe destacar las numerosas casas de cambio de moneda.
 

 

 
  Después y de paso hacia Kachikally Crocodrile entramos en el flamante Estadio de la Independencia, se celebraban pruebas de atletismo de lo que inconfundiblemente eran como unos juegos escolares a lo mas universitarios, el ambiente era bueno, las instalaciones notables y los atletas francamente llamativos, vimos un par de carreras femeninas no exentas de cierta brillantez y proseguimos nuestro recorrido hacia Bakau en
 

 

donde visitamos el Kachikally Crocodrile Pond y su pequeño museo que aloja variedad de fotografías e instrumentos musicales así como algún modelo de vestimenta típica de la zona. Cocodrilos según el cuidador de los mismos hay unos 100 y al menos durante nuestra visita estaban somnolientos y casi dormidos aunque según su vigilante no es aconsejable tocar a las hembras, sobre todo si están en época de cría; una anécdota que parece ser cierta es que en estas aguas antes las mujeres nativas se bañaban para así de esta forma asegurar que se quedaban en estado, al parecer por motivos de seguridad esta costumbre se ha variado ligeramente y en vez de bañarse en las misma charca que habitan  los reptiles se han adaptado unos pequeños depósitos a tal efecto.
 

 

   

 

  Comimos en el Afrikan Village donde había una bonita piscina que pudimos disfrutar y también una mesa de pipong y acabamos el día en la playa de Solomon´s gozando de un relajante y placentero baño vespertino y con el premio de un atardecer verdaderamente hermoso de luz y colorido, espectacular puesta de sol!!